jueves, 15 de noviembre de 2012

Alegórico disparo


La enfermedad es como la ruleta rusa. Aquí todos estamos expuestos. Es el azar quien decide el blanco paradójicamente de un instante oscuro, en un espacio hueco donde el único fin es sobrevivir al vacío del miedo al sentir en la sien la fría muerte. Yo pienso ganar. Lo sé.   

31 comentarios:

  1. El primer relato Bang que leo. ¡Estupendo! Un beso

    ResponderEliminar
  2. Hay que decir que este post nace de la gran inciativa de dos blogueros que nos han invitado a escribir un relato de 50 palabras a partir de esta imagen.

    Gracias por este tipo de propuestas:

    - Marina http://www.marinahm.blogspot.com.es/
    - Tomae http://tarracoferma.blogspot.com.es/

    Espero que les guste la lectura.

    ResponderEliminar
  3. Gracia Amni, por la participación y lo sugerente de tu relato...un saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti y a Marina por la iniciativa. Un saludo!

      Eliminar
  4. Respuestas
    1. Gracias María. Un placer que me hayas leído y leerte. Un beso.

      Eliminar
  5. Respuestas
    1. Gracias Ame. Encantada de que me hayas leído y de leerte. Un beso.

      Eliminar
  6. Respuestas
    1. Una visión que por desgracia vemois día a día. Gracias Belén, encantada de visitar tu blog y de que hayas visitado el mío. Un saludo.

      Eliminar
  7. Y esque tienes mucha razon... vivimos pendientes de una ruleta rusa.... chulisimoo!!!!
    Bss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias mio. Ya te vale no haber participado con lo diver que es! Un beso.

      Eliminar
  8. Me ha encantado!
    Creo que es uno de los Bang de la vida.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy original eso de "uno de los Bang de la vida", al igual que tu micro relato. Un placer leerte y que me hayas leído. Un abrazo.

      Eliminar
  9. La muerte es liberación horror la enfermedad.Buen relato.Suerte

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo creo que la vida, la buena vida es la verdadera liberacón a la enfermedad. Sin embargo, hay balas que no nos dejan campo suficiente para actuar. Gracias por pasar por aquí. Gran relato el tuyo.

      Eliminar
  10. Los revólveres con balas fugaces son como las estrellas, las balas salen con fuerza de la recámara...y nadie sabe dónde llegarán

    Gracias por participar.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu comnetario, pero ante todo de nuevo una vez más gracias por esta iniciativa, ha resultado muy curiosa y me ha gustado.

      Un abrazo e intentaré leerte siempre que pueda. Un abrazo!

      Eliminar
  11. Buen relato.... me ha gustado!!

    Gracias por la visita a mi blog... Con tu permiso, también me quedo por aquí

    Besucos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Oye! Mil gracias por devolverme la visita!!

      Lo del relato ha sido divertido por la cantidad de relatos tan súmamente diferentes que se han escrito a raíz de esa imagen...

      ¡Qué cosas tiene la vida!

      Besos!

      Eliminar
  12. La rebeldía que engrandece, ese dibujo de la lucha que tu nos enseñas en 50 palabras...

    Me tocó...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra saber que lo has sentido. Gracias por visitarme y darme tu opinión. Tú tienes la mía en tu casa...

      Eliminar
  13. 50 y consistentes palabras bien unidas, y tienen sentido, gran cosa. Un abrazo entre nuestras líneas... Paty

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mil gracias por visitar mi blog y leer mi realto. Un abrazo.

      Eliminar
  14. Realmente bueno. Ha sido todo un placer leerlo.

    Saludos :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No sé si bueno ni malo. Por desgracia realista. Gracias por aportar tu opinión. Un saludo.

      Eliminar
  15. Hola Amni, gracias por visitarme.
    Muy bien, así con fuerzas, tú piensas ganar. Con tal convicción claro que ganaras. Nadie queremos la enfermedad.
    Me gusta tu microrelato.
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hoka Isa;

      Gracias por pasar por mi blog, leer mi relato y sobre todo gracias por los ánimos. Efectivamente nadie quiere la enfermedad, la suerte es que a veces con un poco de empeño y paciencia puede superarse.

      Un saludo.

      Eliminar
  16. Cada relato que leo me sorprende.
    Y este en particular, he tenido que leerlo varias veces, para asimilarlo. Y ya de paso, me lo he aprendido de memoria.
    Un placer leerte, y saludarte.
    Nos seguiremos viendo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Rojo Merlín. La verdad es que cada relato es tan súmamente diferente...

      Gracias por pasarte por el blog, leer y opinar sobre el mío.

      Y no es necesario que te lo aprendas de memoria, quizá lo único que debas retener en tu memoria es la lección del mismo ;)

      Nos vemos cuando quieras.

      Eliminar